Fundación Marambio
Paneles Solares en la Base Marambio
Se instaló un generador para su uso

Un consorcio asociativo publico-privado conformado por la Comisión Nacional de Energía Atómica, la Universidad Nacional de San Martín y cinco empresas privadas, identificado con el nombre IRESUD, tiene como objetivo promover la generación de energía eléctrica a partir de energía solar fotovoltaica, realizando recientemente con éxito una instalación en la Base Marambio de la Antártida Argentina


Cartel que se encuentra en el acceso a al Terminal de Pasajeros de la Base Marambio.

El sistema instalado tiene una potencia de 1,92 kilovatio pico (kW) y está compuesta por ocho módulos fotovoltaicos de silicio de 240 kilovatios pico (Wp) cada uno, y un inversor de tensión para conexión a red de 1,5 kW., el que fue montado en los techos del edificio de la terminal de pasajeros y ya comenzó a inyectar energía eléctrica en la red de baja tensión de Base.


Distribución de los ocho paneles de energía solar fotovoltaica en el techo de la Terminal de Pasajeros.

Cabe destacar que una instalación de ocho paneles puede generar un promedio de 200 kW hora por mes, y el consumo aproximado de una vivienda de familia tipo es de 300 kW hora por mes en verano.


Panel individual de energía solar fotovoltaica.

El equipo de Iresud a cargo del Dr. Julio Durán que viajó a la Antártida para ejecutar este proyecto estuvo integrado por los ingenieros Hernán Socolovsky y Sebastián Muñoz, y los técnicos Daniel Raggio y Oscar Romanelli y de la Dirección General de Investigaciones y Desarrollo de la Fuerza Aérea Argentina el Suboficial Mayor Gustavo Alejandro Ferreyra.

El director del Departamento de Energía Solar de la Comisión Nacional de Energía Atómica y docente de la Escuela de Ciencia y Tecnología, distinguido por la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales Dr. Julio Durán dijo, “Que estamos orgullosos de haber alcanzado este hito tan importante para el proyecto Iresud y destacó la implementación al señalar que “pretendemos demostrar la factibilidad del uso de este tipo de tecnología en climas extremos”.

Cabe destacar que una de las ventajas diferenciales de la energía solar es su carácter renovable y ambientalmente amigable.

El proyecto Iresud comenzó a ejecutarse a fines de 2001 y tiene por objeto impulsar la utilización de energía solar fotovoltaica distribuida y conectada la red como una opción relevante de la matriz energética nacional.

A la fecha, se realizaron 33 sistemas piloto que generan energía eléctrica con paneles solares que es inyectada directamente a la red eléctrica, aprovechando de esta manera la radiación del sol para complementar la generación a través de fuentes convencionales (combustibles fósiles, hidroeléctrica y nuclear).

Las empresas privadas que participan del proyecto son Aldar, Edenor, Eurotec, Nutrition Argentina, Qmax y Tyco Electronics Argentina.

La iniciativa es subsidiada con Fondos Argentinos Sectoriales (Fonarsec) a través de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva. Asimismo, cuenta con el apoyo del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), la Secretaría de Energía de la Nación, y las Secretarías de Energía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de las provincias de Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe.

www.marambio.aq - info@marambio.aq