Fundación Marambio

ˇBienvenidos! Sitio oficial de la Fundación Marambio

Mientras lee esta nota puede escuchar la marcha haciendo clic debajo.
También dispone de la letra al pie de este artículo.

En cada fiesta patria Argentina se escucha, al principio o al final, la Marcha “San Lorenzo”: Febo Asoma, ya sus rayos... etc.

Ya sea a través de una grabación, entonada por los asistentes o tocada por una banda militar u otras, varias veces disfrutamos sus sones y su letra, esa tonada de neto corte marcial que nos resulta alegre y pegadiza a la vez que heroica y épica, que logra el difícil objetivo de despertar en los asistentes algunos sentimientos de alicaído patriotismo.

Sin habernos adentrado demasiado en la génesis de la pieza musical, sino tan solo del conocimiento adquirido en la etapa escolar, algo conocemos respecto del tema.

Si alguien nos preguntara qué sabemos de la Marcha “San Lorenzo”, nos vendrían a la mente los siguientes preconceptos:

Esa breve descripción alcanzaría para sintetizar lo que la mayoría creemos saber y/o imaginamos respecto de la Marcha “San Lorenzo”, pero estaríamos enormemente equivocados.

Es común que a esta marcha se la llame Marcha de San Lorenzo, pero en realidad su nombre es Marcha “San Lorenzo”

LA REALIDAD (o parte de ella)

El autor de su música, Cayetano Alberto Silva, era uruguayo, nacido en 1868 en Maldonado.

Era hijo de una esclava de la familia que le dio el apellido.

Estudió música, integró una banda en Montevideo y en 1889 viajó a Buenos Aires, donde incursionó en el Teatro Colón. Se traslada luego a Rosario, donde fue nombrado maestro de la Banda del Regimiento 7 de Infantería.

En 1898, al ser contratado por la Sociedad Italiana de Venado Tuerto, se traslada con su familia a dicha ciudad donde funda un centro lírico, enseña música y crea la "Rondalla" con la que actúa en el Carnaval de1900.

También escribe la música de las obras teatrales "Canillita" y "Cédulas de San Juan" de su compatriota y amigo Florencio Sánchez.

También compuso otras marchas militares, como la marcha de Curupaytí, la marcha de San Genaro, "Río Negro", "22 de Julio" y "Tuyutí"... ¡y hasta una marcha para la guerra inglés-Boer!

La partitura musical que después conoceríamos como Marcha “San Lorenzo”, fue compuesta por Silva para dedicársela al "Coronel Pablo Ricchieri", Ministro de Guerra de la Nación en ese entonces y modernizador del Ejército Argentino.

El Ministro, le agradeció el homenaje, pero le pidió que le cambie el título por Marcha “San Lorenzo”", población donde él había nacido, y escenario de la única contienda que el General D. José de San Martín llevó a cabo en territorio Nacional.

El autor la ejecuta por primera vez en el violín para arrullar el sueño de su pequeña hija en febrero de 1901.

Fue estrenada (oficialmente y sin letra) en 1902 en las cercanías del histórico Convento de San Carlos donde se gestó la batalla.

Ese día la marcha fue designada Marcha oficial del Ejército Argentino.

En 1907, su amigo Carlos Javier Benielli, le agregaría la letra que luego sería adaptada para las escuelas.

Acosado años después por la pobreza, Cayetano Alberto Silva vendería los derechos de la marcha a un editor de Buenos Aires, por una suma insignificante.

La marcha (a la que en Europa se considera una de las cinco mejores partituras militares de la historia) se hizo famosa y empezó a girar por el mundo, y estuvo presente en momentos históricos fundamentales:

Cayetano Silva fue también empleado en la banda policial pero al morir por serios problemas de salud en Rosario, en 1920, la policía le negó sepultura en el Panteón Policial por ser de raza negra, por lo que fue sepultado sin nombre.

Recién en 1997 sus restos fueron trasladados al Cementerio Municipal de Venado Tuerto.

El autor de la letra de la Marcha “San Lorenzo”, Carlos Javier Benielli, nació en 1878 en Mendoza y se recibió de maestro en 1895, dos años después se graduó en Buenos Aires, como profesor.

La idea de esa marcha nació entre los años 1898 y 1908 y cuando tenía 29 años de edad, su gran amigo Cayetano Alberto Silva lo invita a ir a Venado Tuerto y fue allí donde la plasmó.

El 26 de abril de 1907 Silva le hizo escuchar, en violín, la música de la marcha., tomó algunos apuntes y al día siguiente le entregó a su amigo la letra encargada, habiéndose inspirado en el combate de San Lorenzo, en San Martín y, desde luego, en el sargento Cabral.

La casa de Silva en Venado Tuerto, hoy es sede del Museo Regional, Archivo Histórico y sede de la Banda Municipal.

Ambos dedicaron toda su vida a la docencia, y como reconocimiento hoy la Escuela 22, sita en Sánchez de Bustamante 260 del barrio de Almagro de la Ciudad de Buenos Aires, lleva el nombre de Carlos Javier Benielli, su director fundador.


Museo Regional y Archivo Histórico "Cayetano A. Silva" (Venado Tuerto)

Escuela Nro. 22 DE 2 "Carlos Javier BENIELLI"

El espíritu de Silva y Benielli lo evocan a miles y miles de escolares que entonan sus canciones.

MARCHA "SAN LORENZO"

Música: Cayetano Alberto SILVA
Letra: Carlos Javier BENIELLI

Febo asoma; ya sus rayos
iluminan el histórico convento;
tras los muros, sordo ruido
oír se deja de corceles y de acero;
son las huestes que prepara
San Martín para luchar en San Lorenzo;
el clarín estridente sonó
y a la voz del gran jefe
a la carga ordenó.
Avanza el enemigo
a paso redoblado,
al viento desplegado
su rojo pabellón
al viento desplegado
su rojo pabellón.
Y nuestros granaderos,
aliados de la gloria,
inscriben en la historia
su página mejor.
Inscriben en la historia
su página mejor.
Cabral, soldado heroico,
cubriéndose de gloria,
cual precio a la victoria,
su vida rinde, haciéndose inmortal.
Y allí, salvo su arrojo,
la libertad naciente
de medio continente.
¡Honor, honor al gran Cabral!
Y allí, salvo su arrojo,
la libertad naciente
de medio continente.
¡Honor, honor al gran Cabral!

Fundación Marambio - www.marambio.aq - Tel. +54(11)4766-3086 4763-2649